LA CULTURA: MINA DE ORO POR “PROSPECTAR” HACIA UN FUTURO DE TURISMO CULTURAL

 

Durante años y años intenté convencer a todos los que tenían más poder que yo, o sea, poder en la economía de la importancia de la cultura como sector económico de futuro, ligado siempre a la innovación y a la creatividad. Solo conseguí el apoyo constante de Adán Martín, aunque ni siquiera él estaba convencido de la rentabilidad de los diferentes sectores que hay en la cultura, pero al menos sí supo entender la importancia del cine o la música.

En estos años de crisis he visto como se destruía este sector por no entender que si alguna vez saldremos de la crisis es contando con la creatividad, la creatividad necesaria para empezar de cero en ciertas cuestiones como por ejemplo nuestro entendimiento con el paisaje (otra mina de oro para todo destino turístico).

Ahora que se habla de prospecciones por doquier, me gustaría volver a insistir en la necesidad de prospectar (a ver si así se convencen) sobre la posibilidad de beneficios económicos que puede haber tras los pozos de cultura: la música, los espectáculos en vivo, la prensa, el libro, el cine, la televisión, los videojuegos y las artes gráficas y plásticas pueden sacarnos de la crisis unidas al turismo. Es el turismo cultural el que tiene esa posibilidad.

Quizás si ponemos algún ejemplo lo entenderemos mejor. En Francia se preocuparon mucho antes que nosotros por rehabilitar el patrimonio cultural con fines turísticos. Todos los demás fuimos detrás y muchos años después conseguimos entender su importancia.

De la misma manera, si Francia ha declarado que en la Cultura tiene una mina de oro ¿por qué no intentar al menos realizar la misma prospección, el mismo análisis que allí han encargado a la consultora Ernst & Young?

Allí la cultura movió en 2011 74.600 millones de euros. Casi igualando al sector inmobiliario (75.000€), o la hostelería más la restauración (77.000€), o las telecomunicaciones (67.000€) o la química (62.000€) o el sector del lujo (la moda, fundamentalmente, que algunos incluso también podrían considerar dentro de la cultura pero que se cuenta de manera separada en este informe francés, con 43.000€.

Imaginemos que podemos cambiar en nuestra economía el sector inmobiliario que se ha hundido tanto con la crisis por el sector cultural (que no olvidemos incluye también, entre otras muchas cosas) la rehabilitación patrimonial y la arquitectura contemporánea de calidad (pero no el resto de mala arquitectura).Culture_by_AagaardDS

Si alguna vez pensara en volver a la política no sería para volver a ser Consejera de Cultura sino para estar en algún puesto que me permita poner este plan en marcha: conseguir que la cultura sea motor de la economía junto al turismo. Tenemos la materia prima (el talento), tenemos la capacidad (suficiente gente preparada) solo necesitamos la intención política total y clara para conseguirlo.